PapáDios

Jesús en oración.

Práctica personal:  es mi primera práctica del taller de Oración y Vida, al leer Isaías 41, 8-20 Dios me dice que yo soy su siervo, que soy su elegido, su servidor; El siempre está conmigo (Reemplazo los nombres propios en la lectura de la Biblia por mi propio nombre). El texto me hizo sentir que PapáDios es maravilloso, esplondoroso, amoroso, todopoderoso, el ser más extraordinario que existe. 

 

Práctica personal:  Modalidad Lectura rezada con el salmo 16 repitiendo como 20 veces la siguiente frase: El Señor es la herencia que me toca y mi buena suerte, !Guárdame mi parte! esto me lleva a la afirmación que todos somos herederos y que a cada persona le tocará una parte del reino de los cielos, también me hace caer en cuenta que mi buena suerte es Dios; no la lotería, no otra persona, no las posesiones ni el dinero, tampoco el poder ni el placer. Qué opinas?

 

El tema Dios de la ternura tiene correspondencia con el capítulo 6 del libro Muéstrame tu rostro cuyo autor es el Padre Ignacio Larrañaga, fundador de TOV.

Jesús en oración:  Ser cristiano consiste en sentir como Jesús y vivir como Jesús; estoy llamado a reproducir en mi vida las emociones, actitudes interiores y el comportamiento de Jesús, mi Señor.  Como cristiano me coloco en actitud de fé, pido asistencia al Espíritu Santo,  dejándome llevar dócilmente por su inspiración para mirar "adentro" de Jesús. Ejercicio: Medito de manera fructífera y me instalo dentro de Jesús contenplativamente, trato de "saber" en el espíritu que sentía el Señor cuando decía: Santificado sea tu nombre (Mt 6,9); pienso que sintió por su Padre: amor, respeto, cariño, reconocimiento de santidad, dulzura, ... el reverso a este ejercicio (es la misma medalla) es preguntarme: Qué haría Jesús si estuviese en mi caso? Ejemplo: Si Jesús respirara dentro de mi piel, Qué sentiría y que haría en el momento en que acaban de informarme que mi hijo se ha suicidado en compañia de su novia? Tristeza, frustración, abandono, dolor inconsolable, Jesús me invitaría a entregar todo el hecho en manos de PapáDios.

Quizás necesite "crecer en Cristo" , profundizando y esclareciendo el misterio interior de Jesucristo, capturando el secreto de su divina intimidad.  La oración es la experiencia más profunda que puedo identificar, siempre con la asistencia especial del Espíritu Santo. Parece una locura pretender "entrar" en la experiencia de Jesús?  En realidad no lo es, nuestra Iglesia necesita perentoriamente contemplativos(as) que sean verdaderos(as) adoradores(as) en Espíritu y Verdad, que sepan "descubrir" las insondables riquezas de Cristo Jesús (Ef 3,15).  Estoy seguro que el taller de Oración y Vida me prepara para lograr este propósito. 

 

Jesús es inmensamente más grande y deslumbrante de lo que aparece en los Evangelios; los rasgos evangélicos son vestigios, migajas nada más, pequeños fulgores de un Ser cuya magnitud nos sobrepasa sin remedio (Padre Larrañaga).

 

Comentarios

No temas, que yo estoy contigo, no te angusties que yo soy tu dios; te fortalezco y te auxilio y te sostengo con mi diestra victoriosa. Nos dice el Senor. Isaias 41,10.

Añadir un Comentario: