PapáDios

Jesús, sensible y piadoso.

Experiencia personal:  en la soledad de la azotea de mi casa, desde cuya parte posterior se puede ver el bosque San Patricio, empiezo mi segunda práctica.  Antes, es importante anotar que el lugar es importante para lograr efectividad en la oración, es necesario estar a solas con Dios, como dice Mat 6,6 entra en tu cuarto y cierra la puerta (el cuarto no es literalmente un espacio físico, debe entenderse que el cuarto es nuestro corazón). Para mí, también es importante la hora, a veces las horas de la mañana y otras  veces las horas de la noche son las que encuentro apropiadas.  Para tí cuál es el lugar de oración? Cuál tu hora favorita?

 

Al leer Oseas 2, 16 -25 siento las emociones cuando se está en una boda; sus preparativos, la ceremonia, la fiesta... es el matrimonio de Dios con su pueblo; asi mismo es mi boda con Dios.

 

Práctica personal: La lectura rezada con el salmo 23 produce en mi un efecto contemplativo con la frase : porque Tú estás conmigo (repito casi 100 veces) entro en un estado de catarsis, a veces con llanto copioso y siento la presencia del Señor conmigo. Este salmo es el salmo de David en donde encuentra la alegría y la certeza de la fidelidad de Dios.  El Señor es mi pastor, nada me falta. En esta frase se podría resumir la vida de todo cristiano.

 

Vivencia personal :  Me encantó empezar a leer con mi esposa, antes de dormir, el libro "90 minutos en el cielo" sentí el amor de Dios y repetí "Padre, yo también te amo".

 

El capítulo 6 del libro Muéstrame tu rostro  del Padre Larrañaga, habla del temperamento sensible de Jesús, el evangelio cita varias oportunidades: A Jesús se le derritieron de compasión las entrañas al ver tanta gente con hambre y sin pastor (Mc 1, 41 ; Lc 7, 13) , El Señor se estremeció de pena cuando se cruzó con un cortejo fúnebre del hijo único de una viuda ( Lc 7, 11-14) , Jesús lloró abiertamente, al saber la muerte de su amigo Lázaro (Jn 11, 34-38) , sintió pena por la ingratitud de los nueve leprosos (Lc 17, 12).  Fué atento con los amigos, caballeroso con las mujeres, cariñoso con los niños; siempre manifestó predilección por los desvalidos. El alma de Jesús era profundamente piadosa, rasgo de su personalidad heredado seguramente de su madre. Cuando una persona es sensible y/o está inclinada hacia las cosas de Dios, se dice que nació o que alguien le inculcó la piedad.  Jesús desde pequeño aprendió las oraciones El Shema y el tephillah en donde se alaba a Dios Padre.  Bendito seas Yavé, Dios nuestro y Dios de nuestros padres; Dios grande, héroe y formidable, Dios altísimo, creador del cielo y de la tierra.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: