PapáDios

Hacia el vértice del amor.

 

Meditación: El Señor nos dice (Mat 11, 25 - 30) que cuando estemos cansados, llevando pesadas cargas, acudamos a El y El nos aliviará.  Aprendamos día a día a ser pacientes y humildes de corazón;  la carga son nuestos pecados, la carga es el pasado, la carga son nuestras preocupaciones;  reflexión individual: Señor, no me quitas la carga, sino que me impones el yugo como medio para llevar mi carga, todo en tus manos es alivio.

 

Práctica de oración escrita:  Alabanza a PapáDios

 

Bendito seas por siempre, Oh mi Dios

Bendito sea tu santo nombre

Bendita toda la creación, obra de tus manos

Bendita tu grandeza

Bendita su paciencia y humildad

Bendito tu misterio

Bendita tu ternura y amor

Bendito tu hijo, Jesucristo

Bendita su transfiguración

Bendita su pasión y muerte

Bendita su resurrección

Bendita la Santísima Virgen y Madre

Bendita tu salvación.

 

Vivencia personal:  Mi hijo que no me habla, tiene 28 años y está viviendo en su mundo, Padre Tú lo amas, "Padre yo también lo amo"

 

De la oración : Estás con nosotros (libro Encuentro)

Estás con nosotros todos  los días hasta el fin del mundo

Estás con nosotros,protección soberana y garantía de éxito en las tentaciones

Estás con nosotros en la soledad como compañero que nunca falla

 

El pobre de Nazaret, Cap 1, Hacia el vértice del amor:

Jesús a sus veinte o veinticinco años, en su propia carne llegó a experimentar que

Dios no es temor, sino amor; no es justicia, sino misericordia; no es Majestad, Excelencia, Santidad, sino perdón, cuidado, proximidad, ternura, solicitud.

El primer mandamiento cambia de amar a Dios por dejarse amar por El.

Jesús, cada vez con más frecuencia y mayor profundidad, fué sumergiéndose en los encuentros solitarios con el Padre, generalmente de noche y casi siempre en  los cerros y colinas de Nazaret.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: