PapáDios

PEREGRINOS DE LA FE

Siguiendo la estructura del taller de oración y vida, iniciamos con un pequeño silenciamiento, ejercicio de relajación física y emocional que nos prepara a tener la mejor disposición anímica para aprovechar las bondades y bendiciones del taller.

 

En asamblea comunitaria hacemos la revisión de las prácticas de la semana; primero las lecturas de la sagrada escritura, luego las experiencias con la modalidad (oración escrita) y finalmente los testimonios de las vivencias personales.  Fué hermoso el testimonio de una mujer que emocionada con lágrimas en sus ojos, nos compartió que una mujer judía le había mostrado "cartas escritas a Dios".  Cantamos:  Inúndame Señor con tu Espíritu.  A la verdad que quien canta, ora dos veces. El Objetivo de esta sesión es Creo, pero aumenta mi Fé.  Creer es entregarse, es un siempre partir en busca del rostro de Dios.  La fé es un compromiso personal.

 

La oración "Los que creen"(libro encuentro) nos fortalece en el concepto de Fé:

Felices lo que no te vieron, y creyeron en Ti

Felices los que, bajo la impresión de tu ausencia,

continúan creyendo en tu proximidad.

Felices los que, no habiéndote visto,

viven la firme esperanza de verte un día.

 

En Exodo 33, 7-23 se relata el misterio de la fé, cuando Moisés habló cara a cara con Dios, significa que Moisés oraba en su intimidad como vi viera a Dios.  Dios le dice: Mi rostro no lo podrás ver, sólo un resplandor de mi espalda. Dios se hizo visible en la persona de su hijo, nuestro Señor Jesucristo.

 

Cantamos:  Señor, buscamos tu rostro.

Señor, buscamos tu rostro, estamos sedientes de Ti;

vivir o morir, ya no importa, Señor, si estamos unidos a Ti.

 

Escuchamos el impactante mensaje del Padre Larrañaga: Peregrinos de la Fé, que comprende los siguientes subtemas:  Levantarse y ponerse en camino detrás de Dios, Fé infantil y Fé adulta, la Fé es una apuesta, la Fé es un salto al vacío, el silencio de Dios y Jesús es el AMEN. Conceptos destacados:  La fé no es sentir sino saber, no es evidencia sino certeza; somos peregrinos no turistas porque no tenemos una agenda trazada; la Fé es oscuridad en la certeza, tal como le pasó a nuestro incomparable Abraham; la Fé es un continuo buscar la patria final, la vida eterna. La Fé es infantil cuando depende de algo, la Fé es adulta  cuando no necesitamos pruebas; es un salto con confianza al vacío (Aunque todo sea fatalidad, yo creo en Ti, Señor); Dios muchas veces nos somete a su silencio y nos prueba cuando calla, cuando no nos responde; Jesús es nuestra garantía, nuestra seguridad y nuestra certeza; Jesús es el AMEN.

 

Rezamos la oración" Momentos de oscuridad" (Libro encuentro)

Señor, Jesucristo, de la oscuridad de la muerte hiciste surgir la luz.

Concédenos la humilde simplicidad de la fé.

Haz brillar sobre nosotros el misterio de tu alegría pascual.

 

TERCERA MODALIDAD: ORACION AUDITIVA

Se inicia con un pequeño silenciamiento, invocamos al Espíritu Santo y luego elegimos una expresión evocadora Ej: Mi Dios y mi todo! pronunciarla sin voz, repitiéndola rítmicamente, cada diez o quince segundos hacer pausa de silencio, sentir que Dios lentamente inunda todo nuestro ser.

 

Terminó la sesión con la oración "Señor de la Victoria"

Cuando todo se desmorona en nuestros proyectos humanos,

cuando de nuestros más bellos sueños sólo nos queda la desilusión,

Tú permaneces, Señor, indestructible, fuerte, victorioso.

 

Catecismo de la Iglesia católica. 1131

 

Los sacramentos son signos eficaces de la gracia, instituídos por Cristo y confiados a la iglesia por los cuales nos es dispensada la vida divina.  Los ritos visibles bajo los cuales los sacramentos son celebrados significan y realizan las gracias propias de cada sacramento.  Dan fruto en quienes los reciben con las disposiciones requeridas.

 

 

 

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: