PapáDios

Bajo el sol de satán.

Meditación: Hechos 16, 29-34  Qué debo hacer para salvarme?  preguntó un carcelero en Filipos a Pablo y Silas.  Le respondieron: Tener fé en el Señor Jesús y te salvarás tú y tu familia. El carcelero se bautizó con toda su familia aquella misma noche.  Hubo fé adulta como ninguna, para nosotros que estamos inmersos en una cultura racionalista, no faltan las dudas.  Será verdad? había acaso un motivo suficiente para creer en Cristo resucitado? Qué maravilla de fé!

 

El Pobre de Nazaret, Cap 3, Bajo el sol de Satán. Padre Ignacio Larrañaga:

Después de su bautismo, Jesús pensó: Lugar privilegiado es el desierto... dicen que Satanás aguarda allí, en las doradas arenas a los combatientes del espíritu para cribarlos (separar, depurar). El desierto debe ser el campo donde luchan cuerpo a cuerpo Dios y Satanás.  Cuando Mateo dice que "Jesús fué conducido al desierto por el Espíritu para ser tentado"(Mat 4,1), este "ser tentado" significa: fué conducido para clarificar su mesianismo y, como consecuencia, para rechazar la concepción triunfalista, y asumir plena y definitivamente su destino de Siervo doliente y pobre de Dios, según la indicación que se le diera en el Jordán.  En efecto, las palabras de Jesús fueron claras: Los que se comprometan a levantar amorosamente y cargar sobre sus hombros, sin avergonzarse ni entristecerse, las pesadas leyes diarias de la impotencia-incomprensión-soledad-muerte, vengan conmigo.  Los que buscan un Mesías brillante y triunfal, quédense atrás.  Los que optan por un Mesías pobre, humilde y crucificado, vengan conmigo.

He venido al desierto en busca de un diamante: La voluntad de mi Padre.  Fué allí donde el diablo lo tentó tres veces:

 

Jesús manifestó que sendero estaba trazado, el diablo le contestó: se vive una sola vez, hijo de Nazaret, la vida no se repite. Iluso! , soñador! aléjate de los senderos locos.  El sendero verdadero es tomar mujer, casarse, disfrutar, comer, beber.  Jesús respondió: después de hacer todo eso, quedan todavía en el hombre profundidades, pozos, precipicios, depresiones, hondonadas, simas y abismos que infinitos finitos no acabarán nunca de llenar.  No sólo de pan vive el hombre.  Sólo un infinito puede saciar a un infinito. Fué, entonces que el diablo replicó:

Ahí tienes unas piedras redondas, si Tú eres el hijo predilecto, Qué te cuesta transformarlas en calientes hogazas de pan? El pan que yo busco es otro, satanás, respondió Jesús.

 

El diablo, aparentando bondad, tomó de la mano al Pobre de Nazaret, lo condujo a la altura más encumbrada del muro exterior del templo, y le dijo:  tengo el poder de convocar a los centenares de miles de ovejas enfermas que deambulan por Jesuralén, puedes quebrar la dureza de su corazón y hacer que retornen al redil.  Basta que te lances ahí abajo ante la multitud. Acaso no eres el hijo de Dios? verás como el mundo entero dobla sus rodillas ante Javhé.  Jesús dijo: al que hace prodigios lo llaman prodigioso y al que hace maravillas, maravilloso.  Recuérdalo, satanás:  No hay otro Dios mas que Yavhé.  Sólo a El, adorarás.

 

Jesús estaba bien preparado, el ayuno y la oración lo habían forticado.  El diablo le mostró las ciudades que estallaban de blancura, bañadas en la luz del mediodía.  Todo será para Ti. No eres el Mesías, estás perdiendo tu última oportunidad.  Jesús dijo: no al son de trompetas, sino con aires de misericordia; no en compañía de espléndidas mujeres, sino rodeado de leprosos y enfermos, ha de hacerse presente entre vosotros el Mesías de Dios. Retírate de Mí, satanás; no tentarás al Señor, tu Dios.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: