PapáDios

Los imposibles

 

Job 42, 1-6  2 Reconozco que lo puedes todo.

                    3  Hablé sin inteligencia de cosas que no conocía.

                    de cosas extraordinarias, superiores a mí.

                    5  Ahora te han visto mis ojos.

 

Pastoral Biblia Latinoamericana de formadores (BLF):

Las preguntas de Job sobre el sufrimiento y la muerte no han sido contestadas, ahí no estaba lo esencial.  Dios se ha manifestado, y Job ha empezado a vivir como quien ha sido liberado milagrosamente de su soledad.

 

Meditación personal:  Sólo Dios lo puede todo, El es todopoderoso; ningún gobernante, empresario, hombre o mujer de dinero en esta tierra, puede pretender tomar el lugar de Dios.  Las cosas espirituales siempre son superiores a nosotros mismos.  Gloria sea a Ti Señor, cuando en el paraíso, podamos verte con nuestros ojos, lleno de gloria y magnificencia.

 

Oración de abandono (segunda parte) Aprenderla como el Padrenuestro.

Estoy dispuesto a todo, lo acepto todo,

con tal de que tu voluntad se haga en mí

y en todas sus criaturas

no deseo nada más.  Dios mío.

 

Práctica personal de modalidad:  Oración de abandono

1)  Acepto con amor todos mis sufrimientos cuando me balearon.

2)  En tus manos te entrego este hecho de mi pasado, Señor cura las heridas emocionales y espirituales que todavía no me dejan sentir absoluta paz, que se haga tu voluntad. (Esta es la fórmula.  Ver quinta sesión)

3) Recordar y presentarle al Señor los detalles de los hechos ocurridos y pedir sanación de las heridas emocionales y espirituales no sanadas hasta el momento.

 

Acepto con paz haber fracasado económicamente en mi negocio propio.

En tus manos te entrego...

Pedir sanación...

 

Vivencia personal:  Invertí muchos dollares, tiempo y esfuerzo en certificarme como Coach profesional; creo que hice todo lo posible para que esto funcionara con el fin de recuperar mi inversión, no resultó asi.  Me he lamentado de haber hecho ese programa, pero será que más tarde me servirá de algo? por el momento te lo entrego en tus manos, hágase tu voluntad.

 

Múestrame tu rostro. Del Capítulo 3.  Los imposibles.  Padre Larrañaga:

Hay cosas que no podemos cambiar.  Leyes inexorables circundan, como anillos de fuego, nuestra existencia:  la ley de la precariedad, la ley de la transitoriedad,

la ley del fracaso, la ley de la mediocridad, la ley de la soledad, la ley de la muerte.  Somos esencialmente limitados.  La sabiduría consiste en tener una apreciación objetiva y proporcional del mundo que está dentro de mí y del Aceptar con paz el hecho de que con grandes esfuerzos vamos a conseguir pequeños resultados.  Aceptar con abandono el hecho de que la subida a Dios sea tan lenta y difícil.  Aceptar con paz la ley del pecado:  hago lo que no quisiera hacer, y dejo de hacer lo que me gustaría hacer.

 

Porqué lamentarse de la leche derramada?  Para qué quemar inútilmente energías por sucesos consumados o por cosas que no pueden alterarse un milímetro?  Fue el Padre quien lo permitió todo.  Porqué lo permitió?  Para qué hacer preguntas que no van a recibir respuestas?  Sólo sé una cosa:  que El sabe todo y nosotros no sabemos nada.  Sé también que me quiere mucho y que, lo que El permite, es lo mejor para mí.  El lsujeto que rememora los sucesos dolorosos se parece al que toma en sus manos una brasa ardiente.  La vida se nos ha dado para ser felices y hacer felices.  Haremos felices en la medida que seamos felices. Qué sabemos nosotros de lo que nos sucederá dentro de tres días o tres años?  No has conocido por ahí personas cien veces más inteligentes que tú y cien veces más infortunadas?  no sabemos nada.  He conocido gentes a las que una enfermedad les acompañó hasta la muerte, resultando ser la bendición de su vida.  El abandono se vive en dos tiempos: el pasado y el futuro.  En el pasmado, el abandono toma el nombre de reconciliación; en el futuro, podría llamarse sabiduría.  El mayor disgusto se esfuma con un "hágase tu voluntad".  No hay analgésico tan eficaz como el abandono para las penas de la vida.  El abandono plenifica la vida, suaviza la muerte.

 

El Sentido de la Vida. 11 de Marzo.  Padre Ignacio Larrañaga:

Hay gestos que, inequívocamente, son portadores de cariño: una sonrisa, una breve visita, una pregunta sincera: Cómo te sientes hoy?, un pequeño servicio, el vivir con el corazón en la mano.  !Es tan fácil hacer feliz a una persona! basta una palabra, un gesto, una sonrisa, una mirada.  Qué hermosa< profesión> ésta de hacer felices a los demás, siquiera sea por un momento! llevar un vaso de alegría al prójimo, ! Que tarea tan fácil y sublime!

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: