PapáDios

Fuerte caída emocional

 

Salmo 119, 4-16 (Lectura rezada)  Salmo de la ley.

10  ! Con todo mi corazón te he buscado, no me desvíes de tus mandamientos!

14   En el camino de tus preceptos disfruto más que en tener cualquier fortuna.

 

Pastoral Biblia Latinoamericana de formadores:  Este es el salmo más extenso de la Biblia, dice y repite sin cesar, que observar las palabras de Dios, es vida y felicidad. El salmo designa las preceptos Divinos:  la ley, las advertencias, los caminos, las palabras, los preceptos, los juicios, las ordenanzas, las voluntades.  Nos invita a preguntarnos en qué medida, en la práctica, nos tomamos el tiempo para meditar cada día la palabra, en qué medida recibimos como palabra de Dios lo que se nos dió para que lo leyéramos, ya sea que hayamos elegido el texto o que hayamos dejado la elección al azar ó al espíritu, en qué medida descubrimos su verdad en los acontecimientos de cada día.

 

Reflexión personal:  Todos los 150 salmos son oraciones maravillosamente espirituales, en el caso del 119, versículos 10 y 14, me dice a mí que he cambiado la vida material por la vida espiritual, buscando permanentemente el rostro del Señor.  Todo esto empezó con mi primer taller de oración y vida, ahora estoy en el tercero para convertime en guía de los talleres.  Ahora, entiendo que nada ni nadie puede darme la felicidad completa, sino Dios, mi creador y salvador.  De qué vale que yo gane el mundo, si pierdo al final mi alma?

 

Práctica personal de modalidad:

Oración para aceptar a los padres

Dios mío si alguna vez sentí verguenza o aversión por mis padres, en este día yo los acojo con cariño y amor.  Pido perdón por mi ingratitud; y de tus manos yo los acepto con gratitud y emoción.  Si acaso ellos ya fallecieron, igualmente yo los acojo, los abrazo, los amo, los acepto profunda y totalmente en el misterio de tu Santa Voluntad.  Gracias por el regalo de mis padres, y bendita sea su memoria para siempre.

 

Vivencia personal:  Hoy cuando caminaba por una acera ( para el lector fuera de Puerto Rico, en muchas áreas de la ciudad de San Juan, es peligroso porque los autos están estacionados en las aceras),  una persona que puso en marcha su automóvil, al dar reversa, no miró cuando yo pasaba; si no reacciono con prontitud, me habría lastimado seriamente.  Aunque sentí gran susto y le hice señales al descuidado conductor (de la edad dorada), atribuí esto a las flechas del

"otro", o sea el maligno.  Algunas veces siento que me persigue, hay que tener en cuenta que cuando alguien está sumergido en la vida espiritual, los peligros acechan... antes no creía tanto en esto, pero cada día lo creo más.

 

De la oración Cántico del abandono:

Sí, Padre poderoso y querido;

desde el fondo más recóndito

del oceáno de mi alma

te alabo absorto y agradecido

y exulto en un canto de esperanza.

Si un día te atravesaste en mis planes y programas,

si apagaste un momento la luz de mi llama,

es porque, más allá del brillo de las cosas,

de los aromas, de las flores que fenecen,

hay otro mundo más hermoso que yo diviso,

una Patria en la que nunca anochese

y una Casa de Luz edificada sobre la paz eterna.

En tus manos me pongo;

haz de mí lo que quieras.  Amén.

 

Muéstrame tu rostro. Del capítulo 6.  Fuerte caída emocional. Padre Larrañaga:

En la actitud de abandono, mantenida sin vacilación por Jesús durante toda su vida, hubo una fuerte caída emocional. Carta a los Hebreos presenta a Jesús como modelo de fidelidad en medio de las fragilidades y tentaciones en las que estuvo envuelto.  Jesús, pues, comenzó por recorrer todos los caminos del hombre hasta el final, excepto el pecado. Fue "en todas las experiencias humanas igual que nosotros excepto en el pecado"(Hebreos 5,15).  Tenemos, pues, un Hermano al que le ha costado mucho ser plenamente fiel al Padre, y eso es enormemente consolador para nosotros.  Al encarnarse, se privó del resplandor de la Gloria divina.  Con el hecho de la Encarnación renunció a todas las ventajas de ser Dios y, se sometió a todas las desventajas de ser hombre.  Distinguió con aterradora claridad dos voluntades que fueron dos fuerzas antagónicas convertidas en un campo de batalla: "lo que quiero yo" y "lo que quieres Tú".

 

Sólo en el hombre existe la agonía, porque el humano toma conciencia de la extinción y la resiste. Sólo el hombre muere.  El animal se muere.  Para muchos la vida es una lenta agonía, sobre todo en los años del ocaso.  Con la muerte quedan definitivamente cortadas tantas cosas bonitas: no poder disfrutar más de la alegría del sol, de la primavera, de la amistad, del aprecio que me profesan, no poder soñar más, no poder hacer felices a los demás, nunca más poder ver ni tratar a los familiares, amigos, conocidos... en una palabra, es la Gran Despedida:

me voy; y nadie puede "venir"conmigo.

 

Nunca Jesús alcanzó tanta grandeza como en el momento de su obediencia hasta la muerte y muerte de cruz (Filipenses 2, 8).  Se entregó como un hijo sumiso con el "hágase lo que Tú quieras".  Y el abandono fue la liberación de la " angustia y el terror ( Mateo 26, 37) y produjo en el alma de Jesús los frutos habituales de todo abandono: consuelo, paz, tranquilidad.

 

El sentido de la vida. 17 de Marzo.  Padre Larrañaga:

Desprendido de sí y de sus cosas, el corazón humilde entra en el seno profundo de la libertad.  Le tienen sin cuidado lo que piensen o digan de él, y su morada permanente está en el reino de la serenidad.  Nada tiene que defender, porque nada posee.  A nadie amenaza y por nadie se siente amenazado.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: