PapáDios

Gozo y felicidad

En un vuelo de San Juan a New York.

 

Lucas 12, 22-32  Abandono en la Providencia.

22  No anden preocupados por la vida, qué comerán; ni por el cuerpo, con qué se vestirán.  23 Porque la vida vale más que el alimento y el cuerpo vale más que el vestido.  30  Que por todas esas cosas se afanan los gentiles de mundo; y ya sabe su Padre que tienen la necesidad de eso.  31  Busquen más bien su Reino y esas cosas se les darán por añadidura.

 

Pastoral Biblia de Jerusalén Latinoamericana (BJL) : Estas instrucciones se dirigen a los discípulos que se han puesto al servicio de Cristo.  Las mismas instrucciones las encontramos en Mateo 6, 25-33.

 

Reflexión personal:  En este mundo consumista muchas personas (gentiles en tiempos de Jesús), se preocupan día a día por el que comerán, hasta se dicen : "Hoy, no sé que quiero comer, qué me provoca? " Se pueden dar el lujo, a veces extravagante, de seleccionar un menú sofisticado, algunos otros hasta cometen pecado de gula.  Al otro lado de esta moneda desigual, hay millones de hambrientos en todo el mundo (Unidos contra el hambre ayuda a recoger fondos), hay millones de seres humanos que viven con un dollar al día, hay millones de necesitados, de desamparados, de pobres, de olvidados... También existen los quese preocupan por el qué vestirán; sus closets están llenos, sin que les quede espacio, a veces aumentan el tamaño del closet para acumular más ropa.  Visten moda.  Tanto los unos como los otros, viven en el imperio de los sentidos.  Hay millones que sólo tienen lo que tienen puesto, lo que tienen encima de su cuerpo; no tienen con qué cambiar su vestido ó sus zapatos, que por supuesto, están en malas condiciones, rotos, sucios, inservibles.  Nuestro Padre que está en el cielo, sabe que toda persona, por ser hijo suyo, tiene necesidades de comer y vestir.  Dar de comer al hambriento y vestir al desnudo, es parte de nuestra responsabilidad como cristianos, porque todos somos hijos de Dios.  Busquemos primero su Reino (paz, gozo, salvación, vida eterna) y todo lo demás se obtendrá por añadidura.

 

Práctica personal de Modalidad:

Oración para aceptar la figura física (Padre Larrañaga) :

Padre mío, fuente de mi vida.  Dame la gracia de hacerme amigo de mí mismo.  Si alguna vez sentí verguenza de ser como soy, te pido perdón a ti, autor de mi vida y mi ser.  Perdona mi insensatez y mi ingratitud.  Desde ahora quiero sentirme contento de ser como soy, feliz de ser como soy.  Te alabo, te admiro y te agradezco por estas manos, este rostro, esta figura general.  Bendito seas por haberme hecho tal como me hiciste.  En tus manos me entrego, feliz de ser como soy.

 

Vivencias personales:

1.  Sentí la más deliciosa paz al visitar "la Madre Reina y Victoriosa Tres Veces Admirable de Schoenstatt", en el nuevo santuario de ardor y paz, en Hato Rey, San Juan, Puerto Rico.  Fuí conquistado por su mirada, que desde cualquier ángulo donde uno se encuentre, siempre lo mira a uno, como su hijo. Me invadió un sentimiento de ternura y gozo al verla con el niño Dios en sus brazos.  Madre santa, Madre del cielo,  Pastora de la misericordia; intercede ante Jesucristo, tu hijo como redentor, por la salvación de toda la humanidad.

2.  Me encontré con un sacerdote católico en la librería San Pablo, al establecer comunicación con él sobre la importancia del tiempo en la oración; como respuesta me regaló las tres "T" que todo cristiano debe a su vez, regalarle a Dios:

Tiempo, Talento y Tesoro.  Tiempo, en la oración, en la adoración, en el encuentro, en el amor, en ayudar al prójimo... Talento, en poner nuestras mejores capacidades al servicio de la obra de Dios, envolvernos en su plan de salvación, actuando activamente en su apostolado... Tesoro, al pagar nuestros diezmos, ayudar económicamente a nuestras parroquias, dar limosnas para los pobres, ayudar a los enfermos... Todo lector de este blog, aumente todas las consideraciones que a bien piense que corresponden a estas tres joyas.

 

Muéstrame tu rostro.  Del capítulo 6.  Gozo y felicidad.  Padre Larrañaga:

Abandonado en las manos de su Padre, su vida transcurre feliz y gozosa, a pesar de las hostilidades y fracasos.  En medio de grandes problemas vive en una profunda y contagiosa paz. "En paz me acuesto y en seguida me duermo porque Tú solo me haces vivir tranquilo" (Salmo 4, 9 ).  Si por alegría entendemos la serenidad imperturbable de quién está por encima de las alternativas de la vida, podemos afirmar que a Jesús lo sentimos alegre, feliz.  Uno de los temas permanentes, cuando habla en privado con los discípulos, es el gozo del cual su corazón estaba rebosante como efecto de la cordialidad y confianza con que se abandonaba en la voluntad de su Padre.  No tengáis miedo, vivid contentos y felices.

 

Aquí está la grandeza original de Jesús y de los cristianos:  el poder vivir en medio de los fracasos y tempestades con el alma llena de serenidad y calma, el poder ser profundamente felices viviendo entre adversidades.  Este es el fruto más sabroso del sentir a Dios como un querido Padre y del vivir confiadamente abandonados en sus benditas manos.

 

Jesús no es "político", menos todavía diplomático.  Nunca obró con "tino", con "prudencia" o por cálculos humanos.  De otra manera no habría muerto en una cruz sino en una cama.  No le importa ni su honor ni su vida sino sólo la gloria de su amado Padre.  Se jugó asi mismo entero y fue consecuente.

 

El sentido de la vida. 18 de Marzo.  Padre Larrañaga: 

La sed de Dios nunca nos deja en  paz, aunque siempre nos deja la paz: una sed tan misteriosa que, cuanto más se sacia, más insaciable se torna, como aquella zarza que siempre ardía y nunca se consumía.

 

 

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: