PapáDios

En silencio y soledad

 

1 Reyes 19, 9-15  Elías encuentra a Dios en el Horeb. 11  Un viento fuerte y violento pasa delante de Yavé, hiende los montes y parte las rocas, pero Yavé no está en el viento.  Después del viento viene un terremoto, pero Yavé no está en el terremoto.

12  Después del terremoto, un fuego, pero Yavé no está en el fuego.  Después del fuego, se sintió el murmullo de una suave brisa.  13  Cuando Elías la oyó, se cubrió el rostro con el manto, salió y se mantuvo a la entrada de la caverna.  Entonces se oyó una voz : "Elías, qué haces aquí?"

 

Pastoral de la Biblia Latinoamericana de formadores:  Como Moisés, Elías ha ido al monte donde se encuentra Dios.  Dios no forma sabios cuya enseñanza podría iluminar a los hombres que buscan, sino que se vale de profetas que pesarán en el desenvolvimiento de la historia.  Las palabras : un viento ligero o suave brisa en su texto original precisa: "hubo el sonido de un silencio muy fino".  El clic imperceptible que reconoce el oído sin equivocarse y que acompaña a menudo la entrada en un estado segundo de recogimiento;  Teresa de Avila hablaba del "silbido del pastor".

 

Práctica personal de la modalidad-vivencia:  Contemplación.

Al ver una película en TV sobre la vida de Jesús  y otra sobre la vida de Pedro,

me sentí envuelto en su Presencia, en escenas llenas de ternura con su Madre María, en escenas conmovedoras cuando se somete a las tentaciones en el desierto, cuando San Pedro lo niega tres veces, cuando reconoce que está vivo!

 

Muéstrame tu rostro.  Del capítulo IV.  En silencio y soledad.  Padre Larrañaga:

(en proceso)

El sentido de la vida.  Abril 5.  Padre Larrañaga:

He ahí el programa:  controlar todos los ímpetus agresivos que se levantan desde el egoísmo, suavizarlos, transformándolos en energía de amor, y relacionarlos unos con otros en forma de apertura, comprensión y acogida.

 

 

 

 

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: