PapáDios

Meditación y contemplación

 

Exodo 3, 1-15   La zarza ardiendo.  La zarza ardía pero no se consumía.  Dios lo llamó de en medio de la zarza: !Moisés, Moisés!, y él respondió: "Aquí estoy".

Yavé le dijo: "No te acerques más.  Sácate tus sandalias porque el lugar que pisas es tierra sagrada".  10  Yo te envío a faraón para que saques de Egipto a mi pueblo, los hijos de Israel.  13  Si me preguntan:  Cuál es su nombre?  Yo que les voy a responder?  14  Dios dijo a Moisés: "Yo soy: YO SOY".  Así hablarás al pueblo de Israel: YO SOY me ha enviado a ustedes.

 

Pastoral de la Biblia Latinoamericana de formadores:  No se sabe con certeza donde se sitúa el cerro Horeb, aunque es razonable pensar en el macizo del Sinaí.

La zarza no se consumía, cada cual entenderá ese signo a su manera; la presencia de Dios rompe el orden del mundo, aun cuando mucha gente piense que Dios está obligado a respetar siempre las "leyes de la naturaleza".  Todo nombre está ligado a una lengua en particular en la que tiene un sentido; en otra cultura Dios habría indicado otro nombre.  Por esa razón Dios precisa su nombre "YO SOY"

al presentarse de esta manera, el Unico Dios había dicho lo esencial.

 

Muéstrame tu rostro.  Del capítulo IV.  Meditación y contemplación.  Padre Larrañaga:  (en proceso)

 

El sentido de la vida.  Abril 6.  Padre Larrañaga:

Si cuando estás angustiado y dominado por la impresión de que en el mundo no hubiera otra cosa que tu disgusto, si en esos momento pensaras un poco en la relatividad de todas las cosas, !qué vaso de alivio para tu corazón!

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: