PapáDios

PERDON-AMOR

Escrito por papadios 24-03-2009 en General. Comentarios (3)

 

Sesión de reconciliación y paz.

Como es tradicional, se inició la sesión con un pequeño silenciamiento. Ejercicio de relajación mental y espiritual para preparar el alma a las experiencias de esta sesión que reviste caracter especial por el holocausto (explicado más adelante).  A continuación se hizo la revisión de la práctica semanal; la palabra (lecturas bíblicas), la modalidad (estilos de oración) y la vivencia (experiencias de cambio de vida con el taller).  Esta vez, lo referente al alfarero, pidiendo a Cristo que nos haga hombres-mujeres nuevos(as), fué lo más destacado.  Una tallerista dijo que había sido una de las semanas más bonitas que había tenido en su vida. 

 

De la oración Invocación al Espíritu Santo (Libro encuentro, Padre Larrañaga):

Entra hasta el fondo del alma,

divina luz, y enriquécenos.

Mira el vacío del hombre

si tú le faltas pro dentro;

mira el poder del pecado

cuando no envías tu aliento.

 

El objetivo es el abandono, que en términos sencillos es la aceptación de todo lo que nuestro Padre, quiere ó permite que nos suceda.  Necesitamos apagar las llamas, perdonarnos a nosotros mismos y luego a los demás.  Aunque sea difícil, olvidar las ofensas.  No aplica eso de <perdono pero no olvido>.

 

Proclamación de  la palabra:  Marcos 14, 32-42  Agonía de Jesús. <<! Abbá, Padre! todo es posible para ti; aparta de mi esta copa; pero no sea lo que yo quiero, sino lo que quieres Tú.>>  Velen y oren, para que no caigan en tentación; que el Espíritu está pronto, pero la carne es débil.  El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los pecadores.

 

Monición:  Agonía es combate, al final Jesús se entregó sin violencia a la violencia de los hechos.  Se abandonó en las manos del Padre, sin ninguna resistencia.  Hizo la voluntad el Padre y sólo la voluntad del Padre. ( Un minuto de resonancia, de meditación personal y luego meditación comunitaria sobre el impacto de estas palabras...)  Llama la atención lo importante de la oración para vencer las tentaciones, especialmente las de la carne, o sea lo material, lo del mundo, lo del pecado, en una palabra la naturaleza humana que tiene impulsos y fuerzas oscuras para caer en el mal.

 

Canto Entre tus manos (Cantoral de Talleres de oración y vida):

Entre tus manos,

está mi vida Señor

entre tus manos

pongo mi existir.

 

Hay que morir, para vivir,

entre tus manos confío mi ser.

 

Si el grano de trigo no muere,

si no muere, solo quedará,

pero si muere, en abundancia dará

un fruto eterno, que no morirá.

 

Mensaje del padre Larrañaga: Esta vez comprende tanto la modalidad de oración como el llamado Holocausto, explicado más adelante como ya se anunció. 

 

Canto Inúndame, Señor, con tu Espíritu. (Cantoral TOV):

Inúndame, Señor, con tu espíritu

Inúndame, Señor, con tu espíritu

Inúndame, Señor, con tu espíritu

Inúndame, Señor, con tu espíritu

 

y déjame sentir

el fuego de tu amor

aquí en mi corazón Señor. (bis)

 

Mensaje:  Fué una noche de horror, pero también fué una noche de amor.  Jesús se abandonó en manos de quién permitió su martirio.  Jesús sintió tristeza de muerte.  Acudió a la consolación humana, representada por sus apóstoles, pero éstos estaban dormidos.  De pronto dijo: Basta ya! llegó la hora, levántense y vámonos.  Basta de amarguras, basta ya de lágrimas, basta ya de culpas, basta ya de culpas, basta ya de quejas, basta ya de reproches, basta ya de lamentaciones...

llegó la hora de callar, de abandonarse en silencio y paz.  Perdonar-amar no es sólo perdón.  ! Amar sin perdonar no es amor ! ,  ! Perdonar sin amor no es perdón !

 

MODALIDAD # 6 : ORACION EN EL ESPIRITU DE JESUS Y OTROS

 

Holocausto:  Con anterioridad los talleristas escribimos en un papel, todo aquello que nos produce angustia y que nos causa tristeza, rabia, coraje, aversión, disgusto y de los cuales queremos liberarnos.  Todos los conflictos con

nuestros progenitores, la propia figura física, las enfermedades, la muerte, la personalidad, la propia historia, conflictos con otras personas.  El padre Larrañaga fué pasando por cada una de estas situaciones mediante la modalidad de oración de aceptar a los padres, aceptar la figura física, aceptar la enfermedad y la muerte, aceptar (perdonar-amar) mi persona, aceptar la propia historia y perdón en el Espíritu de Jesús. Cada tallerista escribió otras angustias para adicionarlas al primer papel escrito.  (El lector interesado puede consultar la Hoja para el holocausto de los talleres de oración y vida (TOV) que por su extensión no es posible por el momento reproducir aquí). 

 

Todo el grupo de treinta talleristas, en la salida del templo, formamos un círculo,

los guías encendieron un fuego en un recipiente preparado con antelación y depositamos allí todos los papeles escritos.  En un acto de profundo significado liberador, se quemaron todas nuestras angustias.  Cantando Yo no soy nada y del polvo nací ( cantoral de los TOV)  presenciamos la purificación de todo  lo escrito.  El perdón beneficia más al que perdona. No hay nada total.  Todo en la vida es un proceso lento.  Las heridas emocionales y espirituales demoran más tiempo en sanar que las heridas físicas. Cuando lo logramos, entonces obtenemos como el más grande de los premios Nuestra liberación.  Así como el alfarero, Dios nos hace hombres nuevos, con la misma alma pero con un nuevo espíritu.

 

Cantamos Tómame (Cantoral de TOV): Mi Dios, atraéme hacia Ti, tómame todo en ti.  transforma en Ti todo mi ser, vísteme de luz.  Terminamos con un abrazo especial de paz.

 

Catecismo de la Iglesia católica (1134)

El fruto de la vida sacramental es a la vez personal y eclesial.  Por una parte, este fruto es para todo fiel la vida para Dios en Cristo Jesús:  por otra parte, es para la Iglesia crecimiento en la caridad y en su misión de testimonio.

 

 

 

 

 

En las aguas profundas

Escrito por papadios 15-03-2009 en General. Comentarios (1)

 

Salmo 23

 

1 El Señor es mi pastor: nada me falta.

2 En verdes pastos él me hace reposar.

4 No temo ningún mal, porque Tú estás conmigo

6 En tu casa, por siempre viviré.

 

Meditación personal:  Este es, quizás, mi salmo favorito.  Sus hermosas palabras las encuentro de inmenso poder, reflejan la fidelidad a Dios, que no termina ni siquiera con la muerte.  Tú estás conmigo me ha servido para extraordinarios "encuentros" con el Señor.  Para mí es como el mantra más completo y efectivo que llama mi espíritu a encontrarse en intimidad con Dios Padre, y no se trata de una simple visita!

 

El pobre de Nazaret.  Del capítulo 7 : Sembrar y morir. Padre Larrañaga:

Mi alma -agregó Jesús- está en la cumbre del desamparo, pero en su ápice mismo nace la esperanza.  Todo ha sido inútil, mi trabajo resultó estéril.  No he logrado hacerme entender, no han ingresado en el Reino.  Maestro, no lo podemos evitar:

una marejada de tristeza nos ha inundado al enterarnos de la sentencia del Sanhedrín contra ti.  Estamos confundidos: Qué será de tu misión en este mundo?

Breve, como un día de invierno; y simple, como una caña recta, será mi vida: sembrar y morir.  He sembrado sin fatiga, he derramado a mi paso salud y bondad; no tendré, sin embargo,  la satisfacción de comprobar los resultados.

Pero, Maestro, con tu muerte, todo acabará -insistió Juan-  Todo comenzará

-respondió el Pobre-  a veces me parece no entender nada, pero aun así sólo sé una cosa: Mi Padre guía la nave, y en sus manos me dejaré llevar a donde quiera, como quiera, cuando quiera.  El drama lo de he cumplir hasta su consumación.

El resto lo hará el Padre.

 

Del capítulo 8:  En las aguas profundas.

En Getsemaní, el Pobre distinguió con aterradora claridad lo que yo quiero y lo que quieres Tú, entablándose entre ambas voluntades un recio conflicto que se exteriorizó en el sudor de sangre.  Estoy en la flor de la juventud, !y quiero vivir!

para ti todo es posible; no obstante, no se haga lo que yo quiero, sino lo que quieras tú.  Y dame alas para que pueda volar en pos de tu voluntad.  Esa hermosa noche fue, al interior de Jesús, una noche oscura del espíritu:  el Padre estaba lejos, o , simplemente, no estaba.  La contradicción (ganas de vivir y ganas de morir) desgarraba sus entrañas.  El Pobre se transformó esa noche en el gran miserable, no tan solo en el sentido de que cargó con todas las miserias humanas, sino en el sentido de que experimentó la miseria de sentirse hombre, hasta apurar los sedimentos más amargos del cáliz humano.  Jesús oró con "clamores y lágrimas", es decir, gritando y gimiendo.  Sólo entregándose a la voluntad del Padre, que permitió la muerte violenta del Hijo, se obtendrá la victoria sobre la misma muerte; y estas palabras de Mateo revelan que la resistencia mental del Pobre estaba ya debilitada, pero no anulada.  Vestido de una paz inalterable, y de una belleza desconocida, que solo podía venirle del otro lado, el Pobre fue avanzando serenamente en la peregrinación del dolor y del amor...hasta el final.

La muerte había sido derrotada.

 

Jesús moría en plena juventud.  La muerte exhibe su rostro escandaloso y traumático cuando arranca violentamente de la vida a un hombre joven abierto a los proyectos de la vida.  El único resultado de sus esfuerzos era ese pequeño grupo de discípulos, cuya dispersión acababa de presenciar:  uno lo traicionó, otro renegó de él, y los demás, "todos, abandonándolo, huyeron".  Jesús, es juzgado, condenado y ejecutado como blasfemo y sacrílego, por un lado, y , por otro, como subersivo y sedicioso.  Mirando desde la perspectiva de este atardecer no encontramos el más mínimo motivo para atribuirle a Jesús el título de mártir o de héroe.  Simplemente, fue ejecutado ignominiosamente.  El pobre de Nazaret estaba enfrentado su muerte en medio de una aterradora soledad.  En la prensa moderna, la noticia del ajusticiamiento del Nazareno habría aparecido en las páginas interiores de los periódicos en pocas líneas, como una noticia irrelevante.  Misteriosa e inesperadamente, aquí se implantará para siempre el Reino de Dios: donde está la nada allí está todo. Casi al final, Jesús clama: Dios mío, Dios mío, porqué me has abandonado? Era el silencio de Dios que había caído sobre su alma con la  presión de mil atmósferas.  En su alma se libró la última batalla, la del saber contra el sentir.  Nunca estuvo Jesús tan magnífico como en este último momento de su vida.  Yo sé, Padre mío, yo sé que estás aquí, ahora conmigo. y "en tus manos entrego mi vida" Fue como si el Padre le hubiera gritado:

!Hijo mío, aquí estoy! !salta! Y el Hijo, sin un asombro de duda, dió el salto mortal y cayó y despertó en  los brazos del  Padre. !Fue un final de Gloria!

El Padre por esta fidelidad del Hijo, trastorna las leyes de la muerte, rescata al Hijo de sus garras y le otorga el señorío, la resurrección y la inmortalidad, dándole un nombre-sobre-todo-nombre , ante el que el mundo entero doblará las rodillas, proclamando hasta el fin del mundo que Jesucristo es el Señor.

Superada la última crisis, y alcanzada la victoria final, el Pobre de Nazaret dió una gran voz, al parecer, un grito desarticulado y desgarrador, inclinó la cabeza y murió.  Había estado sumergido en las aguas profundas.

 

El sentido de la vida. 16 de Marzo.  Padre Larrañaga:

Ten siempre presente que la existencia es una fiesta, y el vivir, un privilegio.  Hay una planta que debes cultivar diariamente en especial cuidado y mimo: la alegría.  Cuando esta planta inunde tu casa con su fragancia, todos tus hermanos, y hasta los peces del río, saltarán de alegría.

 

 

 

Lo pusieron entre cadenas

Escrito por papadios 15-03-2009 en General. Comentarios (0)

 

Salmo 31.  Señor, busco refugio en ti.

                3 Sé para mí mi roca de refugio, mi fortaleza,

                  el recinto amurallado que me salve.

                 En tus manos encomiendo mi espíritu.

               16 Tú eres mi Dios.  Mi destino está en tus manos.

               20 Que bondad tan grande, Señor, es la que reservas

                       para los que te temen.

 

Reflexión personal:  Maravillosos versículos del salmo que nos ofrece las bases sólidas para nuestra protección, seguridad y refugio.  Me hace sentir abrigado,

abrazado, protegido, acorazado, cuidado, invencible!

 

Vivencia personal:  Este 14 de Marzo, se fué a la casa del Padre, Rita, la madre de mi esposa.  Tenía 96 años y se fué en paz.  Había orado mucho para que PapáDios la llamara a su reino.  Se hizo tu voluntad, Oh Dios mío.  Llegó a tus brazos y pudo, al fin, ver tu rostro.  Hágase.

 

El pobre de Nazaret.  Del cap 4:  Lo pusieron entre cadenas. Padre Larrañaga:

Jesús necesita soledad, saliendo de la explanada del templo, se internó finalmente en el Monte de los Olivos. Oró de esta manera:  Una mirada, Padre mío, no necesitas tocar las heridas para sanarlas, basta una mirada tuya y sanarán.  No dejes de mirarme mientras las espadas están en lo alto.  Estaba contento, y sentía una gran paz; ingresó en el recinto amurallado, y se mezcló con la multitud.  No había clima de fiesta.  Se acercó a una anciana y le preguntó:

Qué es lo que está sucediendo, mujer de Dios?  la anciana respondió: - peregrino de Dios, han apagado la llama, lo pusieron entre cadenas.  Herodes, ha apresado y encerrado a Juan El Bautista en la fortaleza de Maqueronte.  Una nube de tristeza envolvió por completo al Pobre de Nazaret.  Si mi Padre así lo dispone, que no se haga lo que yo quiero, sino lo que El quiere.  Juan sería degollado.  Herodes estaba asustado de la influencia de Juan sobre el pueblo.  Herodes había procedido así con el consentimiento del Sanhedrín.  Estos detalles inciden directamente en  el destino de Jesús.

 

Del capítulo 5 : Expatriado.

Llegó Jesús a la casa de su Madre.  Llevaba aproximadamente un año de ausencia.  El reencuentro fue un largo abrazo envuelto en silencio.  En tus ojos veo intimidad y dulzura.  Estoy contenta, bienvenido seas, Hijo mío.  El Hijo respondió: - también yo he navegado en el mar de tu silenciosa presencia, Madre.

Estoy contento, Madre:  he dado cabal cumplimiento a lo que mi Padre quería.

Después de anunciar el camino hacia el calvario, El pobre, sin entrar en Nazaret, se alejó para siempre de su ciudad.  No nos consta en los evangelios que hubiera regresado en otra oportunidad.  Fue su última visita.  Se alejó solo.  Nubes oscuras con ráfagas de  luz que presagiaban tormenta cubrían el cielo de Jesús.

Era como el soldado que ha salido herido del campo de batalla.  Estaba dolorido, y se sentía solitario, triste, sin patria.

 

El sentido de la vida.  15 de Marzo.  Padre Larrañaga:

Siendo la benevolencia el primer instinto humano, tanto la benevolencia que se da como la que se recibe, ! qué mal se siente el hombre cuando no lo quieren! , y peor cuando lo desestiman, y mucho peor cuando lo rechazan.

 

 

 

En tus manos

Escrito por papadios 15-03-2009 en General. Comentarios (0)

 

Mateo 18, 1-5  1  Quién es el más grande en el reino de los cielos?

                        4  El que se haga pequeño como este niño, ése será el más grande

                              en el reino de los cielos.

 

Pastoral Biblia Latinoamericana de formadores:  Los "pequeños" designan a los niños, y otras veces a la gente muy sencilla que seguía a Jesús, los pequeños olvidades de la sociedad.  En cualquier institución se encontrarán pequeños y olvidados.

 

Meditación personal:  El niño representa la inocencia, la alegría, la ternura, la bondad, la dulzura, ser indefenso, sin pecado, no miente, la libertad, el amor, la esperanza...  Qué concepto tan claro, simple y maravilloso:  Hacerse pequeño para ser grande ante Dios y poder disfrutar de su reino.

 

Vivencia personal:  Estuve dedicado a escuchar como esponja, al padre Willie Peña en el retiro de cuaresma en la Parroquia Nuestra Señora de Belén, Guaynabo, Puerto Rico.  En tres escasas horas, llegó la Luz y la Paz a los 300 hermanos en Jesucristo que estuvimos allí.  Estamos llamados todos, en la actual crisis moral a nivel mundial, a vivir como vivió nuestro Señor, a poner nuestra buena voluntad para tocar, buscar y llamar al Señor y así sentir la única paz que nos hace felices.  Si estamos con Dios, quién contra nosotros?

 

Oración:  Acto de abandono.

En tus manos, oh Dios, me abandono.

Elogiado y humillado, perseguido,

incomprendido y calumniado,

consolado, dolorido, inútil para todo,

solo me queda decir a ejemplo de tu Madre:

"Hágase en mí según tu palabra".

 

Del sufrimiento a la paz.  Del cap 4.  En tus manos.  Padre Larrañaga:

Donde está el hombre, allí estará como sombra el sufrimiento, el que muchas veces no podemos extirpar, sino mitigar.  Existe un talismán prodigioso que se llama camino del abandono.  Charles Péguy se hizo famoso en todo el mundo con la afirmación: "Al llegar a los cuarenta años, el hombre llega a la conclusión de que ni él ni nadie ha sido, es, ni será feliz". Disentimos completamente de esta opinión pesimista.  Jesús, luego de fiera resistencia (Marcos 14, 36), se abandonó; y se salvó, primeramente a sí mismo, del tedio y de la angustia; y nos salvó a todos nosotros.  Y a partir de este momento contemplamos a Jesús avanzar en el itinerario de la Pasión, bañado de una luz inexplicable, de tal manera que será difícil encontrar en los anales de la historia del mundo un espectáculo humano de semejante belleza y serenidad.

 

La terapia del abandono es plenamente aplicable a lal universalidad de todas las fuentes y clases de sufrimiento, tanto físico como emocional y espiritual. Nuestra morada se llamará PAZ.

 

El sentido de la vida. 14 de Marzo.  Padre Larrañaga:

La conversión es, casi siempre, una carrera de persecución en la que el hombre va experimentando alternativamente la dulzura de Dios y el encanto de las criaturas hasta que, progresivamente, éstas se van decantando, y se afirma y confirma definitivamente la Presencia.

 

Radiografía del abandono

Escrito por papadios 15-03-2009 en General. Comentarios (0)

 

Marcos 14, 32-42  Agonía de Jesús en Getsemaní.

36 "Abbá, o sea Padre, para ti todo es posible, aparta de mí este cáliz.  Pero no se haga lo que yo quiero, sino lo que quieres Tú".

 

Pastoral Biblia Latinoamericana de formadores:  Jesús está solo para afrontar la muerte y para vencerla, llevando sobre sí el destino de todos los hombres.  Misteriosa agonía del hijo de Dios (agonía significa combate).  Al hacerse hombre

no se ahorró ningún dolor y quiso conocer la angustia hasta el límite de la desesperación.  Aunque no tenía pecado y por tanto no necesitaba ser purificado,

tuvo que conocer la humillación, el sufrimiento e incluso el silencio de Dios.  La

naturaleza de Jesús es tan compleja como la nuestra.  El que su espíritu esté totalmente unido a la voluntad divina no significa que todos los temores y el mismo instinto de conservación se hayan desvanecido.

 

Meditación personal: Cuántos de nosotros, estamos dispuestos a tal grado de obediencia? de entrega? de confianza? de amor? de sacrificio? de negación del yo? de seguridad en el otro? de negación de sí mismo?  parecería bajo autoestima, por el contrario es el grado más alto jamás alcanzado de autoestima.

 

Vivencia personal:  El presidente Obama, firmó una ley para financiar investigación de células madre con fondos públicos.  Admiro mucho a Obama,

siempre me gustó su proyecto de cambio;  sinembargo como católico, después de estudiar un poco este asunto en Istepa (Instituto superior de teología y pastoral),

temo mucho por el abuso que puedan hacer con la manipulación genética.  Aseguran que habrá vigilancia de la ley que solo será para la cura de enfermedades.  Ante situación tan compleja, solo abandonarse al Padre y Hágase

tu voluntad.  Se necesita el más alto volumen de oraciones, pidiendo con fervor y devoción que todo esto no nos lleve a un desastre de incalculables consecuencias.

 

Muéstrame tu RostroDel cap 3.  Radiografía del abandono.  Padre Larrañaga:

Continuación de ejercicios de abandono:

Aceptación de la propia historia:  Los archivos de la vida!  solemos decir que la historia es un campo de batalla cubierto de hojas muertas.  El pasado, ya pasó, no podemos regresar atrás.  La desgracia de mucha gente es que reviven las páginas muertas.  El cristiano necesita ejercitarse frecuente y profundamente en esta purificación: en aceptar una y cien veces, en la fe, las historias dolorosas que el Padre permitió.  Señor de la historia, Dueño del futuro y del pasado, me abandono en Ti.  Permitiste que todo sucediera así. Hágase tu voluntad.

 

Radiografía del abandono:  La siguiente es una descrpción imaginaria, para explicar cómo la vivencia del abandono da por resultado la paz y la liberación:

1 El otro día tenía una cita de negocios muy importante. Apreté todo y me preparé con esmero.  Estuve más torpe que nunca.  Me abandoné en las manos del Padre diciendo: "Padre mío, hágase tu voluntad".  La decepción se me convirtió en una completa paz.

2 Hace casi un año que no consigo trabajo, aunque no me falta nada, necesito sentirme útil y devengar algún dinero para ayudar a mi mamá y ayudarme a mí mismo con mis gastos necesarios. He enviado decenas de resumés y nada. Entiendo la crisis actual.  Todo lo dejo en tus manos, oh Padre. Hágase tu voluntad.

3 Si algún día se me complica mi salud, sufro de diabetes, vendrán exámenes de laboratorio, citas médicas, medicamentos, insulina, dieta estricta, ánimo para hacer ejercicio físico.  Por encima de todas las resistencias, impondré la voluntad del Padre.  Y si llegara a morir, impondré el grito de Jesús: "No se haga lo que yo quiero, sino lo que Tú".  La vejez, la enfermedad y la muerte no obtendrán victoria sobre mí.  Las aceptaré y diré:  Padre, hágase tu voluntad.

Cuando logre abandonarme completamente, disfrutaré de los efectos de la liberación.  Aunque caigan mil a mi derecha y diez mil a mi izquierda, a mí no me pasará nada malo.  Atravezaré el mundo sobre las alas de los ángeles por encima de áspides, víboras, leones y dragones (Salmo 90)

 

El sentido de la vida.  Marzo 13.  Padre Larrañaga:

Te bendigo en la lucha y en el trabajo, en las piedras y asperezas de la subida;

y el llanto que hoy derramo es el dulce rocío de la corola de mi alma agradecida

que te bendice en el tedio y en la pobreza, en la niebla gris de la tristeza,

porque, así y todo, me diste, cariñoso, esta bóveda azul e infinita para cubrir,

oh Señor, mi desdicha.